dia 10

Día Diez - Buenos Hábitos

IGLESIA ANCLA

16Moisés hizo todo lo que el Señor le había ordenado. 17Así que el tabernáculo fue armado el primer día del primer mes del segundo año. 18Moisés levantó el tabernáculo: primero situó las bases, encajó los soportes, fijó los travesaños y colocó los postes. 19Luego extendió las cubiertas sobre el armazón del tabernáculo y puso las capas protectoras encima, tal como el Señor le había ordenado.

34Entonces la nube cubrió el tabernáculo, y la gloria del Señor llenó el tabernáculo. 35Moisés no podía entrar en el tabernáculo, porque la nube se había posado allí, y la gloria del Señor llenaba el tabernáculo.

36Cada vez que la nube se levantaba del tabernáculo, el pueblo de Israel se ponía en marcha y la seguía. 37Pero si la nube no se levantaba, ellos permanecían donde estaban hasta que la nube se elevaba. 38Durante el día, la nube del Señor quedaba en el aire sobre el tabernáculo y, durante la noche, resplandecía fuego dentro de ella, de modo que toda la familia de Israel podía ver la nube. Eso mismo ocurrió durante todos sus viajes.

ÉXODO 40:16-19, 34-38

 

El pasaje muestra cómo el pueblo de Israel no se movía a menos que la presencia de Dios se moviera (v. 36, 37). Todos estamos invitados a vivir de esta manera diariamente, experimentando la presencia de Dios con poder. Si bien Moisés levantó el tabernáculo el primer día del año y quizá una que otra vez te has propuesto algo y te dices a ti mismo “este año” o “el lunes” o “ahora que tenga equis cosa lo voy a hacer”, pero todos los días son un buen día para comenzar, en este caso, para retomar el hábito de buscar a Dios y establecer una relación con Él. Ahora mismo estamos tomando este paso como iglesia, y que grandioso sería que todos continuáramos este hábito: agradeciendo a Dios por el acceso que tenemos a su presencia y pidiendo su dirección en cada área de nuestra vida. Haz espacio en tu agenda todos los días hasta que se vuelva un hábito y seguramente te sorprenderás de todos los beneficios que conlleva ser intencional en la búsqueda de Su presencia.

 

Hoy terminamos nuestros 10 días de búsqueda y ayuno. Nuestro anhelo como iglesia es que el resto del año podamos caminar juntos, tomados de la mano del Señor, buscando su presencia y su dirección. Te amamos y estamos emocionados por todo lo bueno que Dios hará entre nosotros.

 

ORACIÓN:

 

Padre, gracias por dejarme entrar a tu presencia, gracias porque me estás recordando que deseas una relación conmigo. Ayúdame a seguir cada día de mi vida buscándote y a depender totalmente de ti tal como se ve en este pasaje, quiero seguirte siempre. En el nombre de Jesús, Amén.

IGLESIA ANCLA

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

CONTÁCTANOS